Lunes, 23 de Abril, 2018
Espa√Īol
English

Intranet

Biomasa, energía solar térmica y geotermia; las energías del futuro ya están aquí.

Biomcasa, Solcasa y Geotcasa son los nombres de los proyectos que está desarrollando el IDAE para fomentar el uso de tres tipos de energías renovables.


17.02.2011
CategorŪa: General

Para desarrollar las nuevas energ√≠as en edificios, ustedes han pensado en emplear tres tipos de energ√≠a diferentes: la biomasa, la energ√≠a solar y la geotermia para usos t√©rmicos, a trav√©s de las llamadas Empresas de Servicios Energ√©ticos de entre las distintas Energ√≠as Renovables, ¬Ņpor qu√© se han decidido concretamente por estas tres tecnolog√≠as?

Estos programas nacieron de la necesidad de impulsar tres tipos de energ√≠as renovables que a√ļn no hab√≠an tenido el mismo desarrollo  que otras. La biomasa, la energ√≠a solar t√©rmica, y la geotermia para usos t√©rmicos a√ļn no disponen del mismo marco de apoyo que otras, por ello, decidimos centrarnos en estas tres √°reas para mejorar sus esquemas de promoci√≥n.

En el dise√Īo de estas l√≠neas de trabajo se han tenido en cuenta las principales dudas  que presentan este tipo de instalaciones, as√≠ como las ventajas reales que otorgar√≠an al usuario final. Por ejemplo, el coste de la biomasa, realmente, es considerablemente inferior al de la mayor√≠a de los combustibles tradicionales como puede ser el gas√≥leo. El problema es que la instalaci√≥n de la caldera y de los mecanismos que necesitar√≠a para que funcionase es mayor. Por ello, decidimos incentivar la financiaci√≥n de estos sistemas para que el desembolso inicial no suponga un problema para los consumidores.

 

Entrevista en el diario La Razón (16.02.2011) a Jaume Margarit Roset: Director de Energías Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

¬ŅY por qu√© quieren desarrollar estos proyectos a trav√©s de Empresas de Servicios Energ√©ticos? Hemos decidido emplear este sistema porque la introducci√≥n de este tipo de empresas nos garantiza la calidad de las instalaciones y su correcto mantenimiento en el tiempo.

Solo podr√°n desarrollar estos proyectos las compa√Ī√≠as habilitadas que, adem√°s, est√°n obligadas a dar un servicio al usuario final que le cueste, como m√≠nimo, un 10% menos que la alternativa de usar un combustible f√≥sil.

En la b√ļsqueda por lograra la mayor eficiencia energ√©tica y sostenibilidad medioambiental, el IDAE ha lanzado los programas Biomcasa, Solcasa y Geotcasa, ¬Ņpodr√≠a explicarnos las principales caracter√≠sticas de este modelo de actuaci√≥n?

Para empezar, hay que se√Īalar que son programas pilotos. Y esto es as√≠ porque entendemos que lo correcto es que esas iniciativas se deber√≠an desarrollar desde las entidades financieras.

Como punto de partida, destacaremos que estos programas est√°n pensados para edificios p√ļblicos o privados, tanto ya existentes como de nueva construcci√≥n. En principio, se dise√Īaron s√≥lo para peque√Īas y medianas instalaciones, pero, en unos pocos meses, esperamos que comience a funcionar el nuevo programa GIT, para Grandes Instalaciones T√©rmicas.

El presupuesto inicial con el que contamos para apoyar la financiaci√≥n de los proyectos es de cinco millones de euros para Biomcasa y Solcasa y de tres millones para Geotcasa. Como el proyecto para Biomasa ya lleva dos a√Īos en funcionamiento, casi se ha agotado esta cantidad. Por ello, acabamos de aprobar un incremento en su presupuesto de otros tres millones de euros.

¬ŅC√≥mo se pueden solicitar estas ayudas?

Las empresas de servicios energéticos que quieran acceder a esta financiación tienen que ser habilitadas por el IDAE acreditando su solvencia técnica y económica. Posteriormente deberán presentar propuestas de financiación para proyectos concretos para que el Instituto las estudie y decida si las aprueba.

Estamos hablando de financiaciones durante un periodo de 10 a√Īos, pasado el cual el equipo pasar√° a ser propiedad del usuario final. De esa forma ese ahorro m√≠nimo de un 10% que le garantizamos durante el primer decenio podr√≠a incrementarse.

Actualmente, llevan ya m√°s de dos a√Īos trabajando con el proyecto BIOMCASA. ¬ŅC√≥mo calificar√≠a la implantaci√≥n de este programa piloto?

La verdad es que la evoluci√≥n de Biomcasa ha sido realmente buena. Desde el principio vimos que se acept√≥ muy bien y, a d√≠a de hoy, sigue a buen ritmo. Contamos con 49 empresas de servicios energ√©ticos habilitadas repartidas por toda la geograf√≠a espa√Īola. En menos de dos a√Īos de actividad se han financiado 50 proyectos con m√°s de 4,4 millones de euros, lo que ha supuesto una potencia total instalada de 12 megavatios t√©rmicos. Gracias a Biomcasa se evita la emisi√≥n de m√°s de 7.000 toneladas de CO2 al a√Īo.

Cuáles son sus expectativas respecto al éxito de las otras dos líneas de actuación, Solcasa y Geotcasa?

Antes de nada, tenemos que tener en cuenta que el dise√Īo y el √©xito del programa de biomasa sirvi√≥ de pistoletazo de salida para los otros dos proyectos. A d√≠a de hoy, se puede hablar de un √©xito inicial como demuestran las 17 empresas de servicios energ√©ticos habilitadas para Solcasa y las 11 para Geotcasa. De todas formas, las exigencias que se les pidieron a las ESEs hace dos a√Īos no deber√≠an ser tan altas en estas dos nuevas iniciativas.

A la hora de impulsar la instalaci√≥n de las energ√≠as renovables en los edificios, ¬ŅCu√°l es el papel que pueden jugar las administraciones?

Desde mi punto de vista, lo ideal ser√≠a que no fuese necesaria la ayuda de los organismos p√ļblicos. Esto ser√≠a la mejor muestra de que el sector habr√≠a madurado, tanto a nivel tecnol√≥gico como econ√≥mico. Por ahora, esta situaci√≥n a√ļn no se ha producido, pero los datos con los que contamos nos ayudan a pensar que en un futuro pr√≥ximo alcanzaremos esa meta.

Hasta ese momento, las administraciones debemos ayudar al desarrollo y la consolidación de las nuevas energías, tenemos que supervisar su buen funcionamiento desde el comienzo de cada proyecto y vigilar su mantenimiento para que la sociedad se convenza de los beneficios de las energías renovables.

En muchas ocasiones, los usuarios se quejan de que el principal problema de estos sistemas es que se deben asumir costes elevados, A d√≠a de hoy, ¬Ņes realmente rentable realizar una instalaci√≥n de este tipo?

Yo creo que s√≠, que es rentable. En el caso de la Biomasa, su rentabilidad frente a los combustibles f√≥siles es muy clara. Para empezar, hemos garantizado un ahorro m√≠nimo de un 10% los diez primeros a√Īos, tras los cuales la caldera pasar√° a ser propiedad del usuario final. Pero, adem√°s si tenemos en cuenta que dentro de una d√©cada el precio de los combustibles tradicionales estar√°  mucho m√°s caro, esa rentabilidad aumentar√° considerablemente.